Todo sobre "rellenos de biomaterial"

Cómo evitar una inflamación en las mamas tras una operación

  Los problemas de infecciones, sobre todo, en el caso de las operaciones de las mamas son el peor temor a la hora de decidirse sobre este tipo de mejoras. Las estadísticas hablan de que las pacientes que provienen de una patología oncológica, son las pacientes que mayor riesgo de padecer este tipo de enfermedades tras una operación conllevan.  Estas inflamaciones ocurren, mayoritariamente, durante el primer año posterior a la intervención mamaria, con un 5% de riesgo. Aquellas que han sufrido cáncer de mama, son además más propensas a recibir una infección postoperatoria, manteniendo aun así un porcentaje de infecciones de alrededor del 1% a nivel de reducciones mamarias. Así mismo aquellas mujeres que ya han pasado por el quirófano o aquellas que almacenan una gran cantidad de grasa padeciendo sobrepeso u otras dolencias como la diabetes o los problemas de coagulación en sangre, aumentarán las probabilidades de padecer un riesgo mayor de infecciones tras una operación de cirugía estética o cualquier tipo de operación. Los hospitales norteamericanos indican que en caso de infección, los pacientes tendrán que desembolsar hasta una cuantía de 4000 dólares, una tarifa que en sí es mucho más cara que una cirugía normal en sí misma. Para evitar todo tipo de infecciones se recomienda someterse a todas las pruebas necesarias para saber con exactitud si se puede uno someterse a una operación de cirugía estética de estas características o si es mejor recurrir a intervenciones de rellenos de biomaterial sin implantes, no sufriendo riesgos...